MAYO

SABADO 7: BARRACUDAS + THE PRISCILLAS
BARRACUDAS
Robin Wills y Jeremy Gluck se conocen en Londres a finales de los 70. En esa época las bandas postpunk y new wave llenaban todos los garitos de la city, el mod-revival empezaba a cuajar entre la sección más purista y la idea de montar una banda con influencias del surf californanio, el ‘garage’ americano de los sesenta y ramalazos punk, quizás no fuese la mejor idea en aquel momento, pero ellos lo hicieron.
Influenciados por los Standells americanos, deciden llamarse como uno de sus míticos temas y comienzan a tocar en numerosos clubs londinenes: a finales de 1978 cambian la base rítmica entrando David Buckley al bajo y Nick Turner a la batería. Con la entrada de esta potentísima base rítmica el sonido Barracudas comienza a definirse y todo empieza a encajar.
1981 es el año del lanzamiento de su primer largo, Drop The Barracudas, donde su discográfica recopila alguno de sus hits en 7” y añaden otro para la historia, el descomunal I can’t pretend, mil veces versionada hasta nuestros días. En 1984 la banda se disuelve y regresan con nueva formación en el 89 con cambios en la base ritmica, pero manteniendo el mismo espíritu de siempre y en el año 1993 deciden separase hasta el 2004 donde vuelven con una serie de conciertos para conmemorar el 25 aniversario de la banda. Tras siete años de silencio y con una formación de lujo, Jeremy Gluck, Robin Wills, Yan Quellein y Rob Coyne

THE PRISCILLAS
Con su más reciente álbum "10.000 Volts" The Priscillas abarcan toda una idea de diferentes influencias con un cambio de rumbo. Todo sin dejar de respetar su ética "the leather of the pack", el powerpop, disco, el sonido 70 de New York, indie pop y mariachi, mezclando todos ellos en un solo género, creando un álbum con un sonido increiblemente pegadizo y lleno de vitalidad.
Su último single "Shearching for simon" sirve de banda sonora a la película de ciencia ficción del mismo título (The search for Simon) Sonidos grandes, más grandes que la vida, y con unos personajes fabulosos con mucho pelo por arrancar. La front woman y vocalista de la banda , Jenny Drag una pantera de New Jersey que merodea el escenario con protección, con su traje de gata que daría palpitaciones a Pussy Galore. Esta gran diva necesita un equipo fuerte para respaldarla. En la guitarra nos encontramos con la nueva diva Valkyrie, otra gata dispuesta a no parar de rasgar las cuerdas. Heidi Heelz es el glamour pelirrojo, la reina del glamrock quien bombea feroces y melódicas lineas de bajo. Lisa Lux en la batería como una ametralladora sin apenas respirar sudor, manteniendo su aspecto de vixenish. Todas ellas mantienen unas vocales dignas del mejor pop.



VIERNES 13: FLAT DUO JETS